El día de hoy nos enteramos que una construcción a la que le habíamos de entregar dos mil varillas de acero cancelaron su proyecto debido a que no pudieron encontrar una solución con el gobierno, lo que significa que no llegaron a un acuerdo de soborno ya que así es como opera el gobierno de la ciudad en la que vivimos, un gobierno que  gana de todo lo que hacen sus ciudadanos en todos los sentidos.  Esto es algo que molesta mucho al público general, aunque este descontento es simplemente culpa nuestra ya que nosotros los elegimos.

El gobierno mexicano esta considerado por el consejo de las Naciones Unidas como uno de los peores gobiernos a nivel mundial. Esto no es algo nuevo sino que ha sido desde la creación de esta nación donde todo fue una farsa. En mi opinión, nuestro gobierno ha sido siempre uno infame con excepción de los años de don Porfirio Díaz un personaje que al menos mantenía al país en orden hasta que estallo la revolución creando un nuevo orden político en México de cimientos extra corruptos que se sigue viendo hoy en día ya que el infame gobierno que tenemos hoy es el producto directo de lo que nació de la revolución.

Desde que se creo este modelo de gobierno, se implementó la famosísima premisa que dice “el que no tranza no avanza “. Esta frase no es tan solo una especulación, sino una verdad absoluta cuando de gobierno se trata cuyos funcionarios se robar trillones de dólares de la nación por lo que el país es un absoluto desastre que se esta cayendo a pedazos. Ellos son los que explotan los recursos de la nación y no los mexicanos, así que cuando dicen que tenemos mucho petróleo yo siempre digo que tienen mucho petróleo ya que no es de nosotros los ciudadanos, de hecho pagamos un precio altísimo por nuestras gasolina.

Este tema es uno verdaderamente ridículo- la gasolina- ya que nos encontramos en los cuatro países que mas petróleo producen en el mundo y la nación no puede gozar de este privilegio, de hecho tenemos precios altísimos en este departamento. Cada que saco esto a la mesa siempre me responden la misma respuesta, está siendo que nuestra gasolina esta a la par con el precio de gasolinas en la Unión Europea o Canadá y no mas cara.

Lo que la gente olvida con frecuencia es que los salarios en la Unión Europea y Canadá son sumamente distintos a los salarios mexicanos, de hecho no tienen absolutamente ningún punto de comparación ya que sus sueldos son muy buenos y los nuestros pésimos –por decirlo suavemente-. Sin embargo, quejarse no soluciona el problema, lo único que puede solucionarlo es la acción colectiva organizada, una palabra clave, ya que aquí tendemos hacer todo de modo desorganizado lo que trae consigo gobiernos como el que tenemos.