El día de hoy estuve en una exposición de aviones en venta del siguiente año, ya que el febrero del año entrante es tiempo de renovar algunos de nuestras flotillas con aviones nuevos, algo que hacemos cada década, aunque a decir verdad podríamos hacerlo cada 15 años,  sin embargo la seguridad de nuestros clientes es prioridad para nosotros y lo debería de ser para cualquier compaña de transporte, particularmente aquellos dedicados al transporte aéreo ya que aunque los aviones sean el medio de transporte mas seguro en la industria, cuando algo sale mal es un verdadero problema.

En los años que he estado en esta industria, me he notado muchas cosas de la sociedad humana debido a que trato con muchísimas personas todos los días y trato con ellas siempre de una manera atenta, no solo en trato sino que presto atención a su comportamiento. Al esta atención ser multiplicada por cientos de miles, he formado ciertas conclusiones acerca de nosotros como especie.

Naturalmente, debo decir que ninguna de estas opiniones aplica para toda persona ya que ninguna regla aplica para todos, sin embargo puedo afirmar que aplican par un número mayoritario de individuos.

Uno de las males mas graves de los cuales padece la masa humana es sin duda alguna la hipocresía entre nuestros semejantes ya que la hipocresía es algo de lo cual por lo general la persona con quien se esta siendo hipócrita no se da cuenta del acto, mientras que el mal recae de una manera mas importante sobre quien la aplica, de la misma manera que sucede a una persona que dispara una bala demasiado cerca de la pared donde existe una gran posibilidad de un rebote fatídico.

He conocido a muchas personas quienes sostienen la opinión de que la hipocresía es necesaria ya que esta es la base de la paz ya que si todas las personas dijeran lo que piensan sin filtro alguno el mundo estaría ya en llamas. Lo que estas personas no terminan de entender es que la hipocresía no es el abstenerse de decir lo que se piensa sino que pretender sentir cosas que no sentimos para con alguien, muchas veces llegando a extremos como formar una amistad falsa con el simple objetivo de sacar información para después utilizarle en su contra a sus espaldas.

Debemos recordar que la cordialidad debe ser aplicada también para  con nuestros enemigos  y no solo para con nuestros amigos, lo que significa que aunque no sintamos aprecio por alguien debemos de mostrar respeto y el respeto nunca es falso ergo no es hipocresía. Lo que si es hipocresía es sobrepasar los niveles del respeto inicial a lo que parecería un deseo de amistad cuando en realidad no se siente aprecio por la persona.

Debemos entender que nunca debemos tener mala voluntad para con nadie y si nuestra impresión no es positiva sobre alguien hemos de respetar pero nunca de pretender.