El cabello, a menudo se dice, es la gloria de la mujer y por eso parece que cuando se pierde el cabello, es un importante factor estresante para las mujeres, pero lo mismo es cierto para los hombres.

Porque aunque no lo digamos, el cabello es tan importante para los hombres como lo es para las mujeres.

Recuerdo haber tomado un curso de psicología hace muchos años y el profesor se aseguró de indicar que, si quería eliminar una de las muestras más personales de personalidad de una persona, entonces debería cortarle el cabello por completo.

¿Recuerdas lo que le hicieron a las mujeres colaboradoras nazis durante la Segunda Guerra Mundial?

Les afeitaban la cabeza como señal de vergüenza y las señalaban como parias. Entonces, cuando te quitas el cabello y el estilo que lo acompaña, le haces algo a la persona que está debajo del cabello.

Entiendo que esto no aplica para todos, mi esposo es prácticamente calvo desde una edad temprana y realmente disfruta el rasurarse la cabeza.

Le he sugerido que se haga algún tratamiento para la alopecia y me dice que “… no lo necesita”. Así como él, habrá muchos, pero la gran mayoría no piensa así ni mucho menos se siente bien sin cabello.

Pensemos por ejemplo en una persona que está pasando por la enfermedad de un cáncer.

Las personas con cáncer, una vez que se someten a un tratamiento para su cura, una de las secuelas es la pérdida del cabello.

Muchos de estos pacientes, llegan a usar peluca.

Vemos por ejemplo en el mundo del espectáculo que muchos son los artistas que han pasado por una historia similar y ¿viste alguna de ellas totalmente calva?

Generalmente usan ya sea pelucas, una mascada o sencillamente no se dejan ver.

En sí, no es que una persona calva se vea mal, pero a la televisión le gusta ver cabello en la cabeza de sus artistas.

Fuera de los tratamientos médicos, hay cosas que pueden causar la pérdida de cabello en cualquiera de nosotros.

Entre ellos se encuentra el estrés extremo, el uso de ciertas píldoras anticonceptivas y algunos medicamentos, la pérdida de cabello genético, afecciones médicas, deficiencias dietéticas y probablemente algunos otros que se me escapan.

Uno de los tratamientos para la pérdida de cabello es en realidad un medicamento que anteriormente se usaba para regular la presión arterial.

Los investigadores notaron que tenía un efecto secundario inesperado: el crecimiento del cabello.

A los pacientes con cáncer, que sin duda tienen su parte de estrés, se les debe advertir que reducir su estrés es bueno para su salud en general porque necesitan un sistema inmune fuerte.

El estrés debilita el sistema inmunitario de su capacidad para protegernos.

Vemos por ejemplo que puedes perder partes completas del cabello solo por estar en un estrés fuerte y constante y si bien existen tratamientos médicos para ayudarte a recuperar el cabello perdido, será hasta que se controle el estrés para que todo fluya a favor del crecimiento del cabello.

Por lo tanto, mientras haces ejercicio, mantiene una buena dieta y tu peso bajo control, recuerda que no solo lo estás haciendo para reducir el estrés, sino que también lo estás haciendo para mantener el cabello en tu cabeza.